Blogia
:: nolito ::

fahrenheit 9/11

para reavivar un poco nuestro querido nolito en el periodo vacacional no voy a ser muy orginal, todo sea cierto, pero no por ello pienso que el tema vaya a dejar de ser menos interesante. ayer tuve la oportunidad de ver el docu de michael moore, que después de 'bowling for columbine' parece que es el único cineasta que cultiva el género de la no_ficción en el mundo [advertencia general: obviamente no lo es y reivindico el documental, por ello insto a todo aquel curioso a visitar un festival exclusivamente de documentales que se realiza acá por el sur: [cadiz.doc].

realmente no sé quién podría no rendirse ante la evidencia: george w bush es una marioneta, pero movida por unos marionetistas muy peligrosos. moore nos muestra sus tambaleos, sus rabietas, sus desequilibrios, sus dudas y sus verdaderas intenciones, que claro, ajenas al bien común, son absolutamente oligárquicas.

al salir me dijo uno de los dos amigos con los que iba: "con un par de documentales de este tipo al año, todo seríamos más conscientes de lo que ocurre realmente en el mundo". Aunque suene a tópico, qué verdad...

sin magnificar ni endiosar a la peli, fahrenheit debería ser de obligatorio visionado - sería genial verlo en las clases de todos los institutos -, tanto como bowling o la pelota vasca de medem.

por rubén
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

7 comentarios

Noe -

Yo al final me quedé sin verla!! Bueno, supongo q aun no es tarde, pero me quedé sin l a compañía del peluso. Si la hubiera visto en este momento podría encauzar un largo discurso como los vuestros. Espero hacerlo en breve. besos

ruben -

por cierto, carmen, eres un encanto ;)

ruben -

va a ser que yo tmb me he emocionado, me paso por la rotonda a ver qué me encuentro sobre dogville :P

ruben -

bueno, la particular guerra de Moore ahora es derribar al Bush, y no es buena idea atacar a los demócratas al mismo nivel porque si los metes a todos en el mismo saco [de hecho están en el mismo saco], pero si lo haces ahora, el "pueblo americano" no sabrá discernir entre un hijo de puta y un gradísimo hijo de puta. Pero Moore no es un demócrata, de hecho les dedica un capítulo entero en su libro "Estúpidos Hombres Blancos", poniendo de manifiesto su oposición a unos y a otros.

Esto es como todo, estoy de acerdo con que haya que debatirla, por supuesto, pero aunque sea siempre mi solución a todos los males, la película hay que discutirla, principalmente, en los centro de educación, dígase colegios, institutos o similar.

Aún así, Moore no se mete en determinados temas como los servicios de inteligencia israelíes, grandes demagogos y, manipuladores y controladores de mucha parte de los que ocurre -o mejor- de lo que parece que ocurre en el mundo, ya que dominan los medios de comunicación con sus grandes bancas.

kartoffel -

creo que me he emosionao demasiao...

kartoffel -

Menos mal que no me dio por hacer la misma crítica en la rotonda... La que sí que he recomendado ha sido Dogville, que me impactó mucho.
Viendo documentales tipo Farenheit 9/11 se ponen en evidencia lo simples y estúpidas que pueden ser las razones de una guerra: NEGOCIOS!!! Es la polla!! Lo que pasa es que esto, aunque se sabe, no se dice; Michel Moore se ha atrevido a decirlo, o lo han dejado o apoyado, porque al fin y al cabo su película va a beneficiar principalmente a los demócratas de Yankilandia, que no dejan de ser negociantes, sólo que otros, y con otros negocios... Ya veremos si Moore filma otro documental sobre los negocios sucios de Kerry...
En cualquier caso el trabajo es muy bueno: brinda mucha información concreta que deja a uno atónito y asustado, especulando con las peores coincidencias. A veces fuerza demasiado las sugerencias gozando de pocos datos, como con lo de la seguridad en Oregón (¿para qué vas a vigilar 160 km de playa del pacífico despoblada?), pero se le perdona porque lo que intenta demostrar es bastante verosímil.
La inclusión de un texto de Orwell en el film es la guinda de un pastel que nos deja acojonados ante el funcionamiento de los mecanismos de coacción psicolólogica de los gobiernos.
Creo, no obstante, completando la cita de tu amigo (jeje), que un documental como este, que nos informa, no sirve de nada si no se discute sobre él, esto es, si lo máximo que uno llega a decirle a otra persona despúes de haberlo visto es un "está bien", "me ha gustao", "es la polla", "hay que verla"...
En fin, si no se sacan conclusiones e implicaciones de la película, todo se olvida y la más terrible crítica se queda en un mero espectáculo de entretenimiento.

carmen -

ruben, me encanta como escribes
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres